viernes, 10 de julio de 2020

Colores sumergidos en el recuerdo


Unido a ti en mil colores

con el recuerdo imborrable

de tus labios carmesí

que me besaban cada día

y que me hicieron gozar.

Tu pelo color azabache,

tus ojos castaños claros,

tu sonrisa un arcoíris

que destila humildad

y también hermosura,

ya que la bondad es bella.

No podré olvidarte jamás,

nos reímos y gozamos,

nos abrazamos sin fin.

Ahora esa paleta de colores

la recuerdo con añoranza,

ya que tú ya no estás,

pero en los sueños pervives

y allí nada nos separará.

LUIS FERNANDO RAMOS MARTÍN

domingo, 28 de junio de 2020

Te vi


Aquel día que te vi

jamás lo podré olvidar.

Estabas en el balcón,

tras las flores sonreías,

sabiendo que yo llegaba

para darte todo mi amor,

aquel que siempre te di

porque tú lo merecías,

porque debiste sufrir,

mucho, en demasía,

a causa de mi enfermedad,

esa que al fin superé,

casi en su totalidad,

para poder devolverte

algo de lo recibido.

Sí, nunca olvidaré

aquel instante fugaz,

junto a tu amor viste el mío

y al ver que llegaba bien

fue cuando desapareciste,

pero sé que siempre estarás

allá donde me encuentre

y que de mí velarás

para toda la eternidad.

LUIS FERNANDO RAMOS MARTÍN

 

domingo, 21 de junio de 2020

El barco

 

El barco donde navego

zozobra en la mar,

pues las olas se encrespan

y le amenazan con naufragar.

 

Este frágil galeote

con tan débil capitán

que conoce que su rumbo

no es otro que expirar.

 

En la noche no hay cobijo

y nadie me puede ayudar

esta desgracia es segura

nadie la puede evitar.

 

Como un castillo de naipes,

las velas ajadas están

y los palos que las sujetan

muy pronto claudicarán.

 

La suerte está echada

y mi destino es infausto,

pero siempre hasta el final

la nave intentaré guiar.

 

LUIS FERNANDO RAMOS MARTÍN

 

lunes, 8 de junio de 2020

Agradarte a ti


No es fácil decirte

lo que siente mi corazón,

no pretendo hacerlo

con palabras sin valor;

quiero expresarlo

en cada paso que doy.

 

Quiero agradarte en todo a ti

con mi forma de pensar,

con mi forma de vivir

y mi manera de actuar.

 

No es fácil decirte 

lo agradecido que estoy,

no quiero hacerlo

con palabras nada más;

quiero expresarlo

haciendo tu voluntad.

 

Quiero agradarte en todo a ti

con mi forma de pensar,

con mi forma de vivir

y mi manera de actuar.


ENRIQUE RODRÍGUEZ