miércoles, 15 de mayo de 2019

Ángeles Manchados





15 soles sucios

en la esquina

confundidos en edades

limpian cristales opacos



algunas manos vencidas

de solidaridades gastadas

asoman por las ventanillas

esparadrapos de metal

nimios e inútiles,

las heridas

de hambres y miserias

en golpes eternos

nunca sanan



gusanos corruptos, avariciosos e idiotas

han infestado la inocencia

de ángeles



¿quién pagará por

estas flores quemadas

que no fueron pimpollos?



No hay patios

No hay malvones

No hay risas

Y los ángeles están manchados.


martes, 7 de mayo de 2019

Desnudar el alma



Desnudar el alma

para encontrar

la calma...

para espantar

los miedos      

quitarle la ropa...

para luego

vestirla de sueños.

Desatar la fantasía,

Ponerle alas

a la noche,

encender

los luceros,

hacer puentes

para luego...

tejer ocasos con ellos.

Bordear el infinito

de la mano de la luna.

Hilvanar quimeras,

hacer en el aire

castillos de arena,

desprender caminos,

derramar poemas

en el corazón de una estrella.


jueves, 25 de abril de 2019

En el jardín de los versos



Había una joven triste

en el bosque de los versos,

de metáforas celestes

era todo su universo.

En sus ojos brillaban

estrellas y cometas

que surcaban su interior,

soñaba con ser poeta,

dibujar mundos mágicos

ayudada por su musa,

ya que era muy romántica

a la par que melancólica.

La luna del cielo miró

y soñó que la acunaba

entre sus cuernos dorados

que formaban una cuna

y que las estrellitas

le cantaban una nana

refiriéndose a una niña

que comía una manzana,

no la del Paraíso,

ya que ésta estaba sana.

Habita en un gran jardín

formado por bellas flores

de tonos multicolores,

baladas encadenadas

y primaveras soñadas.

LUIS FERNANDO RAMOS