viernes, 22 de marzo de 2019

En las orillitas de la memoria



En las orillitas de la memoria

viven canciones

que nunca escribí,

habitan palabras

que nunca pronuncié

y moran silencios

que nunca compartí.

En las orillitas de la memoria

guardo recuerdos

que nunca serán olvido,

tengo versos de miel

y se hallan metáforas

que nadie puso allí.

En las orillitas de la memoria

hay un jardín,

un refugio para el alma

y un otoño carmesí.

Vuelan los sueños,

suenan las baladas

y es eterna

la esperanza.

En las orillitas de la memoria

aguarda la fantasía,

grita la nostalgia

y calla la melancolía.

Allí... hay veredas invisibles,

senderos sin retorno

y caminos de barro y lodo.

Allí...en las orillitas de la memoria.



sábado, 16 de marzo de 2019

Un lienzo en blanco, amiga, es tu vida



(Dedicado a Virginia Woolf)


Ésa que buscas y no encuentras,

caminos que dispares se entrecruzan,

hambre de experiencias y emociones,

sentidos que deleitan momentos,

encuentros que versan dispares pensamientos,

filosofías que se esconden tras los libros,

polvo que no sale de su asombro,

nombres que no son más que un escudo,

sonidos que delatan movimientos,

contenidos ausentes perdidos.


Papiros que enrollados portan secretos,

vidas y pasiones, miedos y torturas,

bailan los sonetos entremezcladas melodías,

sin concordancia, vibran para ser sentidas.


Se cuelan por las costuras de la piel,

tenues luces que acompañar el placer,

viajes que sola no sabes cómo hacer,

entre las líneas se quedan,

alfileres prenden la vida que se gasta,

tinta rebelde que escribe los sueños,

mientras navegas, viviendo en tu mente,

la vida.


A tu libre albedrío recorridos de tu mente,

en la imaginación tallados

sellando momentos que tú encumbras

dándoles vida.


Locura lo llaman algunas,

realidades invertidas otros,

amor enlatado,

quién sabe.


Antaño los hombres apasionados,

las mujeres locas enfermizas,

ahora nadie sabe nada,

la vida no se ocupa

ni de ser siquiera vivida. 

MARÍA JOSÉ LUQUE FERNÁNDEZ