miércoles, 30 de octubre de 2019

Tu presencia en mi vida




Conocerte es lo mejor

que me ha pasado,

ya no me siento afanado,

mi vida he dejado en tus manos,

en ti vivo confiado.



¡Señor, cuanto te amo!



Amarte y vivir para ti

me hace sentir que estás aquí.

Aunque a veces

me perturba la soledad,

en el fondo lo sé

a mi lado tú estás.

No me abandonas

ni me abandonaras

aunque tenga que sufrir

en la adversidad.



¡Señor, cada día te amo más!



Llévame siempre de tu mano

no permitas

que me aparte de tu lado.

Yo sin ti soy como aquel árbol

que sin hojas y sin frutos

ha quedado.

Ya no lo visitan los pájaros

con su alegre canto

ni lo adornan las flores

con sus fragantes olores

y hermosos colores.



¡Oh Dios, no me abandones!


ENRIQUE RODRÍGUEZ



No hay comentarios:

Publicar un comentario