domingo, 17 de junio de 2018

Sueños de mi alma




     Se fue a dormir más temprano, el día había sido muy agobiante para ella como solían serlo todos los días. Antes de que el sueño la venciera por completo le gustaba leer un poco. Esta vez, a diferencia de otros días, sólo leyó tres páginas y no pudo más. Vio la hora, eran apenas las 9:47 pm. No podía creer lo temprano que era y puesto que siempre dormía pasadas las 11:00 pm., sólo le dio tiempo de quitar los datos del teléfono y quedó profundamente dormida. 
     Después de un par de horas dormida empezó su sueño. Era tan real que parecía que estaba despierta.
     Y, ahí estaba él. 
     Estaban en un lugar donde comúnmente se encontraban casi todos los días. Nunca se hablaban, sólo se limitaban a sonreírse de lejos. Ambos caminaban en dirección contraria y sus miradas se cruzaron, ella inconscientemente esbozo una sonrisa coqueta y él le devolvió la sonrisa con un brillo especial en sus ojos. Ella, de momento, pensó que sería todo, pero no. Él, se detuvo y alegremente mencionó el nombre de ella y le dijo:
     —Hola, ¿cómo estás? 
     Ella se detuvo también un tanto nerviosa y esperaba que no se le notara. El corazón le saltaba y la adrenalina recorría todo su cuerpo. Él le extendió la mano para saludarla y ella respondió educadamente al instante.
     Y ahí estaban los dos, dándose la mano, sonriéndose fascinados y por primera vez en la vida hablando. 
     Ella notó la calidez de su piel al tacto con su mano, sintió una mano varonil pero muy suave, intentó no ponerse nerviosa y contestó.
     —Estoy muy bien ¿y tú?
     Ella indicó el camino, él empezó hablar sobre algunos mensajes que se enviaban y le parecían graciosos, ambos reían. De pronto, el novio de ella caminó junto a ellos y ésta intentó de manera sutil advertirle a él para que no fuera a cometer alguna indiscreción. Al percatarse de esto, él se pone sumamente nervioso y en su intento porque el chico no se diera cuenta de lo que estaban hablando empieza a enredar las palabras y ella muere de risa por dentro, los presenta, se estrechan la mano y el novio se dirige a saludar a alguien más, dándoles de este modo la oportunidad para que siguiesen platicando. Luego ella se dirige al auditorio y él la sigue. Continúan charlando largo rato, añorando el tiempo en el cual sólo se limitaban a sonreírse y mirarse de lejos. De pronto, empieza la conferencia y ella se despierta.
     Mira su teléfono, son las 4:00 am., da vueltas en la cama y trata de evocar el sueño una y otra vez. Al día siguiente tiene que ver a su amigo. Él es el hombre de sus sueños, el que la visita cada noche, su fantasía más hermosa. 

MI ALMA @308MiAlma


martes, 12 de junio de 2018

Como agua de mayo



Como agua de mayo
esperaba la rosa
los versos del poeta.

Como agua de mayo
esperaba cada noche
sus fantasías
envueltas en letra.

Como agua de mayo
suspiraba la princesa
por empapar su piel
de metáforas de fresa.

Como agua de mayo,
como el sol espera la luna llena,
como las flores ansían
la llegada de la primavera.

@marfilmanzana6