lunes, 14 de septiembre de 2020

¡Qué guapa eres!


 

Recuerdo cuando nos conocimos

princesa de mi corazón,

era un crudo y largo invierno

y la soledad me subyugaba.

De repente apareciste,

me quedé muy asombrado,

nunca vi tanta belleza

en rostro de un ser humano.

Ojos color zafiro,

finos labios de rubí

y cabellos azabaches,

toda tú eres una joya,

pues además eres sabia.

Te guardaré en mi corazón

para no perderte nunca,

el amor que te profeso

tuyo ha de ser para siempre,

soy tu súbdito y tu mi reina,

la razón de mi existencia.

LUIS FERNANDO RAMOS MARTÍN

 

1 comentario:

  1. Bellísimo Luis Fernando, que preciosa poesía. Si te interesa que te envíe un relato o poema para tu blog, estaré encantada. Un abrazo.

    Mi blog es: https://escritoranuriadeespinosa.blogspot.com

    ResponderEliminar