viernes, 4 de septiembre de 2015

Leyendas y narraciones



Autor: Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870)
Año de la obra: 1872

Bécquer fue un poeta con una desgraciada biografía. Nació el diecisiete de febrero de 1836 en la ciudad de Sevilla. Su padre y su madre fallecieron cuando únicamente contaba cinco y once años respectivamente y es acogido a tan temprana edad por su madrina. Conoce a un grupo de artistas e intelectuales y con ellos se introduce en el mundo de la literatura, primero trabajando en pequeños periódicos y luego con escritos de mayor envergadura. Pero la tuberculosis, enfermedad que con mayor o menor intensidad ya no le abandonará, aparece marcando su vida para siempre. Un fracaso matrimonial y un nuevo enlace por despecho terminan de jalonar su poco afortunada existencia que concluye el veintidós de diciembre de 1870. Por fortuna, nos dejó antes sus obras, entre las cuales, estas <<Leyendas y narraciones>> escritas entre 1858 y 1863, el quinquenio más intenso de extremadamente azarosa y corta vida. Quizás sea precisamente éste el motivo por el cual su obra es de mayor calidad al verse en parte reflejada en él su peculiar biografía, que por insólita y aciaga bien podría pertenecer a uno de sus personajes.
Las <<Leyendas y narraciones>> están marcadas por un denominador común: la enorme fe cristiana y la gran religiosidad de su autor.
Bécquer traslada sus pensamientos a sus escritos describiendo para ello con extraordinaria pulcritud cada una de las ideas que pretende transmitir. Es probablemente ésta, en mi opinión, la mejor cualidad del literato sevillano. Algunas de sus historias tienen un cierto halo de verdad en su supuesta fantasía. Puede que para el autor la auténtica realidad sea precisamente la fantasía en su estado más puro, sin calificativos ni retoques que la alteren para propia conveniencia.
En sus diferentes relatos se mezclan valientes guerreros defensores de la religión cristiana en su cruzada contra los moros, fábulas misteriosas sobre fenómenos sobrenaturales acaecidos alguno de ellos durante una de las más arraigadas aficiones de la época como era la caza y, por supuesto, mujeres ideales y hermosas, arquetipo de la belleza más excelsa y la perfección. En éstas parece buscar la persona que deseó para sí y no halló. Los finales no son completos de felicidad y en ellos deja siempre una puerta abierta al lector para invitarle a hacer su propia interpretación y que reflexione sobre ellos.



Si te ha gustado este resumen puedes descargar Rimas y Leyendas versión digital aquí:


Rimas y Leyendas.epub









3 comentarios:

  1. Uno de los mayores exponentes del romanticismo poético.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, Yolanda, con mucho gusto contaré con tu presencia en club del novelista que también es desde ahora un poco tuyo.

      Gracias por tu comentario y un saludo.

      Eliminar